Historias del otro lado de la conciencia.

Historias del otro lado del pensamiento; Relatos de un mundo insólito para el cuál, se debe poseer el don de la segunda visión. Una visión más allá de la realidad. Sígueme y recorre conmigo ese "otro lado" misterioso que nos aterra y atenaza hasta los límites de lo imposible.


martes, 15 de marzo de 2016

EL GATO. Mitos y leyendas

EL GATO. Mitos y leyendas.

Ese felino singular que goza de nuestra compañía desde hace milenios, fue considerado un animal mágico y especial en la antiguedad. En el conocido”LIBRO DE LOS MUERTOS” egipcio, ya aparece como protagonista de actos sagrados, cuando destruye a la malvada serpiente Apophis.

Los gatos representaban un aspecto particular, de la mísma importancia que simbolizaban las deidades leoninas, como Sekhmet. Este fue el caso de la diosa Bastet; hermana de Horus, que representaba a la diosa gata.
A menudo eran momificados, y existen documentos que constituyen auténticos precedentes de la costumbre, relativamente reciente en nuestra cultura,de rendir honores fúnebres y dedicar enterramientos de tipo humano a éstas mascotas.

Los egipcios ya habían domesticado al gato salvaje de Nubia, en el 2.000 a.C y eran tan apreciados que, cuando moría su gato, la familia humana que lo acogía, guardaba luto y realizaba gestos rituales de duelo por su pérdida.
Pero, una vez más, la ignorancia del ser humano; madre de todos los males, convirtió a éste pobre animal en símbolo negativo.El hecho de saber cazar de noche y en la casi absoluta oscuridad, le tornó en aliado de las fuerzas tenebrosas. De aquí, a ser relacionado con el reino de satan y con la brujería, había solo un paso.
Fueron desollados,quemados, y descuartizados, por orden de la cristiana, caritativa y bien considerada IGLESIA que, como acostumbraba, falseó la realidad en su propio beneficio, y convirtió al gato, sobre todo si era negro, en el aliado de las brujas.
Tanto es así, que llegó a decirse que las brujas, en sus fiestas del Sabbath, montaban a ese animal, para llevar a cabo sus aberrantes aquelarres.
Desgraciadamente, tuvieron que pasar largos años, para que la moderna psicología acudiera a su favor, poniendo un poco de orden en nuestras mentes enfermizas.

El gato, desde sus raíces más profundas, representa una polaridad tipicamente femenina y, en consecuencia, al poseer dicha naturaleza, los juicios de valor que se le adjudican, en el fondo, no son más que una agresividad, disfrazada, hacia la mujer, provocada por una misoginia, psicologicamente muy profunda.
La visión tópica y popular que se tiene de dicho animal, completamente equivocada, procede de éste elemento inconsciente que, por desgracia, todavía perdura en infinidad de prejuicios absurdos.
El hecho de no querer estar enjaulado o encerrado; ser independiente y desear la libertad, le convierte en el vivo retrato del ser humano.

Como podréis adivinar, los felinos y una servidora llevamos años compartiendo nuestra existencia. ¿ Me convertirá ese detalle a mi, en bruja?...

2 comentarios:

  1. Un buenos apuntes, sobre nuestros queridos gatos.
    No creo que tener una gata te convierta en bruja...aunque cosas más extrañas se han visto. Jejejeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto...cosas mas raras se han visto.Hay personas que tiene adversion por los gatos y en la mayoria de los casos es injustificado pues son unos animales muy cariñosos con su amo y todos los que viven en su entorno.Algunos pueden ser algo ariscos pero si los tratas con cuidado y sin estridencias(pues son muy asustadizos)...ellos te responden con el mismo mimo. Lo de las brujas es cosa de la Edad Media.¡ menos mal!

      Eliminar