Historias del otro lado de la conciencia.

Historias del otro lado del pensamiento; Relatos de un mundo insólito para el cuál, se debe poseer el don de la segunda visión. Una visión más allá de la realidad. Sígueme y recorre conmigo ese "otro lado" misterioso que nos aterra y atenaza hasta los límites de lo imposible.


martes, 10 de enero de 2017

Luna y el Dragón

     

             


En la casa de los espejos; propiedad del mago Logray, la pequeña Luna había encontrado el pozo del destino. El que todo lo ve. El que se alía con las fuerzas de la incógnita y descifra los entresijos del tiempo. En ese pozo, encontró su propia imagen, tan rubia y hermosa como era en su presente, pero en el otro lado era mayor. Vestía como una princesa de cuento y sus largos cabellos caían en suaves ondas, hasta donde la espalda pierde su nombre. De su hombro derecho; mimetizado con el color blanco del vestido, asomaba una curiosa criatura, que de no ser por su reducido tamaño, habría reconocido como un dragón. Pero...¿cómo compararlo a un animal tan magnífico si mas bien se asemejaba a una iguana en miniatura, con características típicas de un camaleón?


¬¿Quién es esa chica?¬ preguntó al mago.
¬ Eres tu, mi querida niña¬respondió Logray, esbozando una sonrisa abierta y amable¬ es tu viva imagen, la que proyectas, solo que...dentro de unos cuantos años. Pero no te inquietes. Tu visión es síntoma de algo importante. Prestale atención.
Volviendo el rostro hacia el pozo del destino, la niña observó la imagen con atención. Hízo caso a Logray. No tuvo miedo en ningún momento. El bosque de los árboles-sombra marcaba el camino hacia el reino de las hadas., pero si quería llegar, tendría que burlar a los entes malignos, que daban vida a los árboles del bosque sombrío.
El diminuto dragón jamás se separaba de la chica del vestido blanco e iba agarrado con sus enormes y desproporcionadas zarpas, que contrastaban con la enclenque figura blanca, con escamas de pez, alas de murciélago y cola fina terminada en un apéndice con forma de triángulo. Un ejemplar rarisimo y fascinante.
De repente, las aguas del pozo se volvieron turbias como el lodo. Formaron ondas difusas, que serpenteaban en vaivén y tras unos minutos, volvió la cristalinidad. Luna observó atentamente. Las agujas del reloj marchaban hacia atrás. Era de nuevo la niña de nueve años que era en el presente. Había vuelto a casa, con mamá. Dejó atrás el mundo de Sís y a sus fantásticas criaturas, sabiendo que el futuro la llevaría allí de nuevo. Pero ¿qué había sido del pequeño dragón?
Acurrucado bajo la cama de su hermano, el animalito se mostró en alerta. Gruñía y escupía fuego a duras penas y no quería salir de su rincón. Luna se vio a sí misma, tratando de animarle.
¬¿ Cómo has llegado aquí? ¿ te escapaste de Sís?...Te aviso de que si estás buscando a mi hermanito, no lo encontrarás aquí. Ahora es el nuevo guardián del círculo ...¿sabes?
Los ojos grandes y redondos del dragón la tenían hipnotizada. Seguro que no entendía sus palabras, pero por una extraña razón, quedaron vinculadas sus mentes para siempre.


¬Esa rara especie de dragón pertenece a los montes nevados de Sís¬ dijo Logray.
La gran sabiduria del mago era conocida a través del universo. Tenía catalogadas unas 636 especies diferentes de metaformoides rectilianos. Ese, en concreto, era el más imprevisible de todos y siempre se unía a un humano, como un amigo inseparable , llegando a dar la vida por él o ella, si era necesario.
A pesar de su corta edad, Luna entendió perfectamente las señales de su destino. Era consciente de que las imágenes del pozo se referían a su futuro y que el dragón era la criatura que debía acompañarla en su viaje al mundo de Sís. El mago hizo bien su trabajo al mostrárselo.
Movida por una fuerte intuición, Luna salió de la casa de los espejos y corrió hacia su hogar. Justo donde sabía que estaría la criatura. Y lo encontró bajo la cama de su hermano. La visión era cierta. El pequeño dragón. la miró a la cara, alargó el cuello y tras su inicial desconfianza, ronroneó como un gatito, al ver a su amo. El vínculo estaba hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada